Hoy el sol salio igual

Hoy San Martín de los andes amaneció nublado, pero para nosotros el sol salió igual. Anoche fue de esas noches complicadas de esas que casi no dormimos.
Ayer comenzó una tormenta de nieve y salimos a buscar un lugar donde refugiarnos nosotros y la Kombi. Pero las estaciones de servicio aquí no fueron una opción. No tenían un área donde poder permanecer. Los campings estaban cerrados y en uno de ellos solo tenían para ofrecer una cabaña. Viendo el panorama y el estado peligroso de la ruta decidimos tomar ese lujo creyendo que era lo más seguro. Pero durante la noche fue imposible descansar. Continuamente se escuchaban las ramas caer de los árboles sobre el techo de la cabaña. Una rama grande cayó sobre la pobre bellota. Nos despertamos con el estruendo y la alarma que se activo. Corrimos hasta la puerta. Al ver la rama sobre la kombi mi corazón se estrujó. No quería abrir mucho los ojos por el miedo de ver la realidad. Con los ojos poco abiertos y en la oscuridad vimos que estaba intacta a pesar de ser una rama grande.
Volvímos a la cama pero cada nueva caida nos volvía a despertar para ver dónde cayó. Una de las ramas rompió el techo de la cabaña pero eso lo supimos al amanecer cuando vimos el techo del baño caído. A las 10 de la mañana teníamos que dejar el lugar pero la nieve había sido tanta que Mati tuvo que marcar una huella en la nieve con la pala para que bellota pudiera salir. Y así fue, Bellota salió de la zona con árboles y quedó en la entrada del lugar a salvo. Luego, cuando regresamos a la cabaña con el dueño del lugar para mostrarle el baño roto por la rama escuchamos un estruendo muy fuerte. Los sonidos que hace la madera a medida que se rompe te dan tiempo para pensar muchas cosas… Dónde está cayendo, que va a romper, etc. Los tres tuvimos la misma reacción, poner las manos sobre la cabeza y movernos un metro dentro de la casa como si fuese más seguro un metro más allá. Cuando la rama de caer salimos de la cabaña y justo ahí, donde bellota durmió toda la noche es donde cayó esa rama inmensa. Por eso es que nos sentimos que hoy el sol salió para nosotros y que se nos presento otra oportunidad de seguir viaje.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *